SCANIA PRESENTA UN CAMIÓN HÍBRIDO ENCHUFABLE

Scania acaba de presentar un camión híbrido enchufable que combina un motor diésel con otro propulsor eléctrico, y una batería que le permite circular hasta 60 kilómetros sin emisiones (especialmente interesante para acceder a las ciudades, donde la concentración de gases contaminantes es mayor).

El nuevo Scania plug-in hybrid está especialmente pensado para trabajos urbanos, en aplicaciones como reparto de mercancías, recogida de basuras, con grúa tipo pluma, así como vehículo de bomberos y rescate. No solamente permite reducir las emisiones, sino que ofrece un entorno de trabajo más silencioso. Estará disponible con las cabinas de las series P y L, esta última diseñada específicamente para las condiciones de la ciudad, más baja y con mejor visibilidad en la urbe.

Además del motor eléctrico de 115 kW (156 CV), que va colocado entre el motor de combustión y la caja de cambios, el camión viene con un motor diésel de 9 litros que rinde entre 280-360 CV según la configuración.
El motor se alimenta de una batería de 90 kWh (en realidad son 3 paquetes de 30 kWh cada uno), que confieren hasta 60 km de autonomía eléctrica en función del peso total del vehículo o la topografía del terreno. El camión viene equipado con un conector de carga CCS que permite recargar en corriente continua a una potencia máxima de 95 kW, de forma que puede obtenerse el 80 % de la carga de la batería en 35 minutos. Además, el camión también equipa un sistema de recuperación de energía en las frenadas, por lo que la batería se puede cargar al frenar o desacelerar.
Gracias a su esquema híbrido, este Scania podrá, por un lado, acceder a núcleos urbanos con zonas de bajas emisiones gracias a la propulsión eléctrica; y, por otro, su motor diésel le permitirá recorrer viajes de mayor distancia (del almacén a la ciudad, por ejemplo) de manera más tradicional, sin preocuparse especialmente por la autonomía o la infraestructura de recarga. (Scania)