CARLOS SAINZ CORRERÁ PARA FERRARI EN 2021

Carlos Sainz competirá para Ferrari en 2021 como sustituto de Sebastian Vettel después de que este martes 12 se anunciara que el alemán no renovará el contrato que expira a finales de diciembre. Hoy se anunció la incorporación del que será su relevo: a los 25 años y con cinco de experiencia. El madrileño será de esta forma el tercer piloto español en la historia de Ferrari, después de Alfonso de Portago (1956-57) y de Fernando Alonso (2010-14). El acuerdo vence inicialmente en 2022 y, aunque las cifras no han trascendido, se estima que el salario rondará los seis millones de euros.
 
Ferrari busca el complemento ideal para Leclerc; alguien que ruede cerca de él pero que no sea una amenaza para su principal apuesta en las aspiraciones para el título. Un rol parecido al que Valtteri Bottas desempeña en Mercedes, que vive entregado a Lewis Hamilton.
 
 “Estoy muy feliz de poder correr con Ferrari en 2021, y emocionado por el futuro que me espera allí. De cualquier forma, aún tengo por delante una temporada importante con McLaren”, destaca Sainz en el comunicado oficial. “Carlos ha demostrado tener mucho talento y ha exhibido unas habilidades técnicas que le permitirán encajar perfectamente en nuestra familia. Creemos que la pareja que formará con Charles, la más joven en los últimos 50 años de la Scuderia, es la más adecuada para conseguir nuestros objetivos”, manifestó Mattia Binotto, director de Ferrari.
 
La llegada de Sainz a Ferrari supone la primera pieza del dominó que hará caer las otras hasta que la parrilla de 2021 quede confeccionada. El siguiente movimiento es el de Daniel Ricciardo, que ocupará la vacante que el español deja en McLaren. El australiano abandonó Red Bull en 2018 harto de verse obligado a jugar el papel de escudero de Verstappen y fichó por Renault. No obstante, la experiencia en la compañía del rombo no ha dado ni mucho menos los frutos esperados. Falta saber quién se hará con el monoplaza que liberará el joven de Perth, y al que no le faltan candidatos. En ese sentido hay que tener en cuenta que Vettel se habrá quedado sin vehículo para entonces, y tampoco sería descabellado pensar en un estruendoso regreso de Alonso con la marca que le hizo bicampeón del mundo en 2005 y 2006.