ALFA ROMEO: EL PRIMER CONSTRUCTOR EN GANAR EL CAMPEONATO DE FÓRMULA 1

El vínculo entre Alfa Romeo y la Fórmula 1 está inscrito en la historia de las carreras deportivas: Alfa Romeo ganó el primer Gran Premio y la edición inaugural de la categoría reina de automovilismo en 1950, con Nino Farina a bordo de un Gran Premio Tipo 158 «Alfetta», un éxito que repitió en 1951 con Juan Manuel Fangio en el Alfetta 159.

El 13 de mayo se cumplió el aniversario del primer Gran Premio de Fórmula 1, uno de los grandes mitos deportivos de nuestro tiempo. Con motivo de la carrera número mil, la Federación Internacional celebró el 14 de julio de 2019 en Shanghái el nacimiento de este campeonato (en 1950, en Silverstone) y el 13 de mayo de 2020 se celebró el 70 aniversario de la Fórmula 1.
Dos épocas muy diferentes cara a cara: en 1950, el casco para los pilotos aún no era obligatorio, no había televisión y los espectadores se colocaban a pie de pista. Hoy, el «circo» de la Fórmula 1 es una industria global ultra tecnológica, que entra en los hogares de 400 millones de personas cada temporada a través de la TV y vía web.
Solo dos cosas son comunes a ambas épocas: la pasión del público y Alfa Romeo, que regresó a la Fórmula 1 en 2018 junto con el equipo Sauber y que a partir de 2020 competirá bajo el nombre de Alfa Romeo Racing ORLEN.
Alfa Romeo no ha sido la misma sin la Fórmula 1.  Y tal vez la Fórmula 1 no haya sido la misma sin Alfa Romeo.
 
El Gran Premio de Gran Bretaña de Silverstone en 1950 fue la primera de las siete carreras que conformaron el primer Campeonato Mundial de Fórmula 1 de la FIA. Los países que habían estado en guerra unos pocos años antes se unieron en una competición deportiva: fue un momento histórico. Y también resultó ser un triunfo histórico para Alfa Romeo.
Cuatro modelos Alfetta 158 ocupan los primeros cuatro puestos en la parrilla de salida. Giuseppe «Nino» Farina conquistó la pole position, la vuelta rápida y la victoria final. Segundo llegó Luigi Fagioli y tercero Reg Parnell. Alfa Romeo monopolizó el primer podio de la F1. (FCA US Comnunication)